martes, 1 de noviembre de 2011

EREHÍA  ARTRock Mexicano


Erehia: Manuzkritoz Ze

AZARES DE UNA HEREJÌA 

PERIÒDICO MILENIO Abril 01 / 2000

David Cortès




En 1979 una agrupaciòn oriunda de Bèlgica llamada Univers Zero diò a luz Heresie, segunda producciòn en donde continuaron con el desarrollo de una propuesta en ese momento muy original: la mezcla de la mùsica de càmara con el rock y el jazz.
El resultado hasta ahora no ha sido etiquetado y al definirlo sòlo se piensa en invocar la oscuridad como el sìlim màs cercano.
Un año despuès, inspirado en ese disco de atmòsferasominosas y lùgubres, el baterista Tizok fundò untrìo(baterìa, bajo y fagot) al cual llamò Herejìa.
En 1985, luego de un lustro de trabajo, sin lugares donde presentarse, sin perspectivas de grabar su mùsica y tras cambios en su alineaciòn, la banda finalmente se desintegrò.
Fue entonces cuando Tizok se integrò a diferentes proyectos(Cicuta, Sangre Asteka) sin encontrar su verdadero lugar.
Fue hasta 1990 cuando el baterista consiguiò grabar su mùsica al formar FOSA COMÙN (Tizok, baterìa, guitarra; Jorge Cox Gaitàn, bajo; y Antonio Marrroquin, fagot) y editar un casete homònimo de tiraje e impacto limitado.
Era menester hacer justicia a una mùsica imaginativa con fuertes reminisencias de Univers Zero, pero capaz de encontrar identidad.
Su principal instigador no quitò el dedo del renglòn y en 1996 los cìrculos subterràneos comenzaron a hablar del regreso de EREHÌA ahora convertido en un dueto formado por Tizok en guitarras, percusiones y bajo y Jorge cox Gaitàn en bajo y viola.
ManuzkRitoz ZE (Smogless Records, 2000) es el nombre del albùm que, tras inumerables contratiempos y retrasos, finalmente recoge la mùsica de un grupo que luego de veinte años no ha claudicado en sus afanes ni ha perdido vigencia.
Los 4 temas incluìdos en el casete de FOSA COMÙN aparecen aquì con una instrumentaciòn diferente (el fagot ha sido sustituìdo por la viola) y una grabaciòn mucho màs nìtida.
Los cinco cortes restantes son inèditos.
EREHÌA (el cambio de grafìa està relacionada con el concepto de mexicanidad que a lo largo del tiempo ha explorado Tizok) practica una mùsica compleja, con muchos cambios de tiempos, intrincados pasajes instrumentales, atmòsferas obscuras y ominosas; es un sonido con una base aparente en el rock, pero que toma prestado del jazz, en pequeñas dosis y de la mùsica de càmara y contemporànea con mucho fervor.
En realidad manuzkRitoz ZE es inencasillable. Hay momentos en donde los ecos de la mùsica mexicana son evidentes "Burlezke", algunos en los cuales las miradas a lejanas latitudes son manifiestas "KalordeZangre", otros en donde el jazz y el rock se entrecruzan con pasmosa libertad con la mùsica de càmara "Rito"
y "Arrankandomelazuñaz".
Y esta eclèctica combinaciòn se encuentra solidificada, siempre por una tendencia hacia la oscuridad y el desasosiego, para propiciar una invitaciòn de la cual serìa bueno no huìr.


LOS ÙLTIMOS HALLAZGOS DE SMOGLESS RECORDS

por: Rafa DORADO

Revista MARGEN
Secciòn NOTICIAS AL MARGEN
ESPAÑA.
 


Smoglees records es la editora mexicana que dirige Josè Luis garnica, siempre apostando por el riesgo y la creatividad, Estas son sus nuevas producciones.
EREHÌA es una de las grandes sorpresas en la escena del rock de càmara, estilo comandado por la filosofìa musical de Univers Zero, Art Zoid y Nazca, la infravalorada banda mexicana qie aportò en dos àlbumes (Nazca de 1984 y Estaciòn de Sombra de 1986) detalles inigualables al gènero.
Precisamente de Nazca saliò Jorge gaitàn (bajo, viola) y de su amistad con Tizok (guitarras, bajo, percusiones, voz y composiciòn), fundador de este proyecto en los primeros años de 1980, surge el primer albùm de esta banda titulado ManuzkRitoz ZE /Smogless Records), que recupera la violencia formal y la inteligencia armònica de RIO y el rock de càmara.
Lejos de la sutileza, EREHÌA ha elegido el camino de la densidad formal y de la saturaciò'n elèctrica en 9 cortes complejos donde la clàsica contemporànea sufre una sùbita transformaciòn al lenguaje del rock y la improvisaciòn estructurada, al mismo tiempo que se une a la estètica nihilista de los ùltimos Present en temas desesperados y de afiladas aristas melòdicas que toman el protagonismo de "KalordeZangre", uno de los cortes màs logrados de este trabajo.

ManuzkRitoz ZE es uno de esos àlbumes que se rebela contra las convenciones musicales en un mundo cuyo sistema aniquila por definiciòn cualquier atisbo de originalidad y creatividad, y ya por eso merecerìa atenciòn, pero como musical posee tambièn la entidad necesaria para formar parte de ese capìtulo de creaciones musicales vanguardistas e intemporales.




Revista EXPOSÈ
Secciòn: NEWS and RUMORS
FRANCIA

A bunch of releases on Mexico's SMOGLESS RECORDS:

EREHIA ManuzkRitoz ZE -possibly Mexico's answer to Present.



 Aquarius Recods USA

EREHIA  " ManuzkRitoz ZE "  Smoglees Record
Mexico´s answer to the ruins, it seems : a bass/drums duo (with occasional viola and other instrumentation) playing a frenentic style of way-out there prog rock, and sharing a definite Magma influence.
Aggravating, perhaps, if you´re not in the mood, but otherwise dark, heavy, hyper and enjoyably convoluted.






TARKUS MAGAZINE Noruega
Erehia
Manuzkritoz ZE
Reviewer: Rikard A Toftesund

Erehia plays "machine gun prog" like Simon Steensland and Japanese bands
such as Happy Family and Ruins. The comparison with the last mentioned
is more than accidental, as Erehia basically is a bass/percussion duo.
Admittedly, more instruments are added, like electric guitar and viola
(very well played by the way), but the music appears to be written
around a percussion /bass core.

We are not speaking solely about "interplay", the labyrinth-sounding
patterns show signs of instruments opposing and competing. Everything
sounds systematized down to the smallest detail, and this indisputably
gives the material a restless and quite strenuous character, another
element in common with Ruins. On the other hand, Erehia does not share
Ruins¹ bizarre harmonic and vocal domain, and this gives Manuzkritoz a
darker, more esoteric and delicate "avant prog" expression.

The duo apparently has arranged this demanding music with the ambition
of performing it live, for example, programmed drums are used in order
to allow percussionist Tizok to add guitar to Jorge Gaitan¹s impressive
bass lines, in the cases where the double melody lines are too advanced
for MIDI system solutions. With the exception of a few background
voices, the CD is purely instrumental.

I admit that I initially appreciate true "alternative" prog of this high
caliber with regard to composing, technique and preferred "sound". And I
have a deep admiration for Manuzkritoz, even if I understand those who
for one reason or another find this music impenetrable. Avant prog fans,
on the other hand, ought to look for this album until they find it, as
this is seriously coarse stuff.